Militares Llegan a Zona Fronteriza


Created: 13 November, 2018
Last update: 27 July, 2022

Por Ana Gómez Salcido

Más de 1,300 militares llegaron a la frontera de California con México, incluyendo a los puertos de entrada de San Diego ante la llegada de la Caravana Migrante que viene desde Honduras hacia Estados Unidos.

Las tropas llegaron para asegurar la frontera y asistir a oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) y a los agentes de la Patrulla Fronteriza (BP, por sus siglas en inglés) unos días antes de la llegada de los integrantes de la Caravana Migrante, que llegaron a Tijuana desde el domingo, 11 de noviembre.

“CBP se ha preparado y se va a continuar preparando para el arribo potencial de miles de personas que están migrando en una caravana que se dirige hacia Estados Unidos”, dijo Pete Flores, director de operaciones de CBP en San Diego. “Estas preparaciones incluyen ejercicios de entrenamiento, el despliegue de oficiales de CBP adicionales, y la asociación con el personal militar de Estados Unidos para reforzar nuestras garitas y el área de la frontera en las áreas de cruce hacia Estados Unidos”.

El personal del Departamento de Defensa de Estados Unidos instaló alambres, pre-posicionó barreras de concreto, instaló barricadas así como otro tipo de cercas, bajo la petición de la Operación Línea Segura de CBP.

La presencia militar en la frontera es temporal, pero el número de personal militar se espera que incremente, antes de que se retiren todos para el 15 de diciembre.
“Nosotros estamos en la frontera en una misión temporal, estamos aquí hasta el 15 de diciembre”, informó Jeffrey S. Buchanan, teniente general y comandante del Ejército de Estados Unidos.
Un cierre total de los puertos de entrada en San Diego son considerados como una medida de respuesta si los migrantes que son parte de la caravana llegan a las garitas e intentan forzar su cruce como lo hicieron desde Guatemala hacia México.

“Nosotros estamos planeando para todas las contingencias, y con la ayuda del Departamento de Defensa, empezamos a platicar sobre como endurecer las puertas de entrada”, dijo Flores. “Tenemos todas las contingencias en la mesa para controlar el acceso a las garitas, eso puede ser desde un camino establecido por donde deben cruzar los individuos, una suspensión de operaciones y hasta un cierre total, todo depende del escenario que tengamos enfrente”.

Un cierre parcial inició a partir de este martes, 12 de noviembre en la garita de San Ysidro y el puerto de entrada de Otay Mesa. Por lo menos tres carriles vehiculares en la garita de San Ysidro y un carril en la Puerta de entrada de Otay Mesa fueron cerrados para instalar equipo de infraestructura en preparación a la llegada de la caravana a las garitas, y la seguridad y riesgos que eso puede causar.

“Los oficiales de CBP en nuestras garitas siempre deben de mantener la seguridad mientras trabajan para tener un proceso eficiente del flujo legítimo de comercio y viajeros que cruzan hacia Estados Unidos”, dijo Flores. “Los materiales serán utilizados para ayudar con el reforzamiento de la frontera y para asegurar la seguridad de los estadounidenses, los viajeros, el personal de CBP y las comunidades a las que servimos”.

CBP proporcionará actualizaciones sobre cuando se remuevan los materiales instalados en la frontera y cuando se reabran los carriles, pero se espera que esto sea hasta después de que se vaya la caravana migrante de la frontera. Oficiales de CBP recomiendan a las personas que viajen de Sur a Norte, que anticipen incrementos en el tiempo de cruce debido a los cierres.