Protestan por Centro de Detención de Niños Migrantes


Created: 21 June, 2018
Last update: 20 April, 2022

Por Ana Gómez Salcido

Líderes, activistas y trabajadores de San Diego realizaron una protesta contra Walmart, empresa que vendió el edificio en el que durante los últimos meses se han concentrado niños que fueron separados de sus padres migrantes en la frontera Sur de Estados Unidos.

El movimiento realizado en San Diego, afuera del edificio de Administración del Condado de San Diego ubicado en la Bahía de San Diego, este miércoles, 20 de junio, se debe a que en días recientes, circularon fotografías, videos y audios de menores de edad que son parte de las miles de familias que han sido separadas por las autoridades de inmigración de Estados Unidos a su llegada al país para pedir asilo político.

Lo anterior provocó enojo e indignación en líderes de la comunidad, funcionarios, artistas y corporaciones.

Miembros de la comunidad, el Centro de Derechos del Trabajador e integrantes de la organización sin fines de lucro llamada Making Change at Walmart (MCAW, por sus siglas en inglés) realizaron varias protestas en diferentes partes de Estados Unidos incluyendo en San Diego para llamar la atención del público sobre el edificio utilizado para albergar a la mayoría de los niños que fueron separados de sus padres migrantes.

El edificio se encuentra en Brownsville, Texas, y fue vendido por Walmart en el 2016 por supuestamente 4.5 millones de dólares, de acuerdo a documentos exhibidos por la MCAW.

“Descubrimos unos documentos sobre una venta que hizo Walmart de una de sus propiedades a Southwest Key, que es una organización sin fines de lucro que hace centros de detención para niños migrantes, entonces esta propiedad que era de Walmart se hizo un centro de detención de niños migrantes”, señaló la organizadora de la protesta, Karen Rodríguez. “Walmart ahora está diciendo que no sabía que en eso se iba a convertir su propiedad, pero nosotros encontramos estos documentos que dicen el nombre de la institución, y no creemos que con su equipo tan grande y los recursos que tienen, no pudieron saber para que se utilizaría el edificio”.

Para la venta de la propiedad mencionada, se establecieron políticas sobre el uso a futuro de las instalaciones, incluyendo el no convertirse en otra tienda, bar o discoteca, ni centro de pornografía.

“Si tienen esas restricciones, nosotros estamos aquí para pedirles que agreguen a su lista, que sus propiedades no se pueden convertir en centros de detención de familias migrantes, queremos que dejen de ganar dinero en la separación de familias”, comentó Rodríguez.

La protesta del miércoles fue uno de los diferentes movimientos que se organizaron esta semana por diversas organizaciones para exigir a las autoridades y líderes de este país que se evite la separación de familias migrantes.

“Tenemos que subrayar que las familias migrantes no solo se están separando en la frontera, sino también en el resto del país”, dijo el participante del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), Ali Torabi a La Prensa San Diego. “Nuestra repugnancia contra esta política humillante nos ha unido como comunidad y es lo que nos está moviendo hacia delante, lo demostramos hoy con esta protesta, y se ha mostrado en todos los rallys que se realizaron esta semana”.