La prensa
Uber banner

Protesta se transformó en debate de libertad de expresión

Created: 13 November, 2009
Updated: 13 September, 2023
-
3 min read

 La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) se sumó esta semana a las voces en  protesta por los recortes de clases en el colegio comunitario Southwestern (SWC), en la que una manifestación pacífica resultó en la suspensión indefinida de tres miembros de la facultad de idiomas de esta universidad.

 El incidente ha ido transformándose en un acalorado debate, no solo sobre la actuación de  la actual administración de la universidad –predominantemente hispana y de estudiantes tijuanenses — sino en el ejercicio mismo de la libertad de expresión en las universidades.

 El presidente de asuntos legales de ACLU en San Diego, David Blair-Roy envió una enérgica carta al envió una carta pública al presidente de SWC, Raj K. Chopra, en relación a la actuación de la universidad en este tema.

 En la carta, enviada el 9 de noviembre a Chopra, asegura que las acciones de la administración van en contra de y que el llamado Política No. 5550 que designa solo algunas zonas como “de libre expresión” violan la constitución y las leyes de California  que protegen la libertad del estudiante de expresarse, bajo las mismas condiciones que cualquier ciudadano.

 La carta de ACLU se suma al pronunciamiento de la Fundación para los Derechos de los Individuos en la Educación (FIRE por sus siglas en inglés) que acaba de sentar un precedente en este tema al derogar el reglamento de “zonas de libre expresión” en una universidad de Texas.

 El reglamento derogado en Texas es muy similar a la llamada Política 5550, la cual fue infringida por los estudiantes y maestros al salirse de la “zona de libre expresión” y dirigirse a las oficinas del presidente de la universidad, lo que resultó en la suspensión de tres maestros de manera indefinida.

 La profesora Dinorah Guadiana-Costa, ha trabajado para SWC desde hace 18 años, 15 de ellos de tiempo completo y es una de las académicas que fue suspendida tras su participación en la protesta estudiantil organizada en el campus el 22 de octubre.

 Guadiana-Costa dice seguir perpleja y en “descredito” total sobre lo que está ocurriendo. Según su recuento de los hechos, los estudiantes pidieron permiso para manifestarse e incluso se han dado propuestas concretas para evitar el cierre de clases.

 “Para mí, las llamadas ‘zonas de libre expresión’ son un absurdo, es una manera de decir ‘no me vengas a molestar, quédate ahí gritando en tu esquinita”, considera la académica, “lo cierto es que Chopra no tiene experiencia siendo líder de una universidad y ha establecido un reino de terror amordazando, amenazando y creando un ambiente negativo en el campus”.

 Desde un día después del incidente, el doctor Chopra se reporta como fuera de la oficina por vacaciones y estará fuera del país hasta hoy 13 de noviembre.

 Un mitin de libertad de expresión está planeado a las 11 a.m., November 13  frente al Mayan Hall en el Southwestern campus.